Evaluación del conocimiento

Más allá de asegurar de palabra la enseñanza bilingüe, los colegios de hoy optan por respaldar la calidad de su enseñanza en lenguas con un referente externo: una certificación internacional.

Para empezar... ¿Qué es una certificación?

Una certificación de idioma es un documento que avala al propietario de poseer cierto conocimiento de una lengua. Universidades, instituciones gubernamentales y organizaciones internacionales alrededor del mundo han creado esquemas de evaluación por los cuales se puede obtener algún tipo de certificación.

Algunos de los esquemas de evaluación más populares se basan en los niveles de conocimiento de lenguas establecidos por el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas: aprendizaje, enseñanza, evaluación (MCER).

El MCER fue presentado por el Consejo Europeo en 2001 "Año de las lenguas" con el fin de mejorar la comunicación, comprensión, contacto, movilidad y colaboración entre los europeos a través de los objetivos que realza: aprendizaje, enseñanza y evaluación de las lenguas. Actualmente es uno de los modelos más reconocidos a nivel mundial para la evaluación de lenguas. En México es aceptado por la Certificación Nacional de Nivel de Idioma (CENNI) de la SEP.

¿Cómo se evalúa el conocimiento de una lengua?

Los niveles del MCER se establecen según las habilidades de comunicación que adquiere el hablante en sus estudios: ¿puede describir su estado de ánimo?, ¿puede escribir una carta?, ¿puede entablar una conversación con un hablante nativo?, ¿puede presidir una conferencia?; los llamados "can do" = puede hacer, de la lengua.

Son seis los niveles que planteó el MCER para el conocimiento de la lengua, y van del usuario básico (A1 y A2) hasta los usuarios profesionales (C1 y C2), con punto medio en los usuarios independientes (B1 y B2).

Usuarios Profesionales

C1

- Comprende una amplia variedad de textos extensos de cierta complejidad.
- Se expresa de forma fluida y espontánea.

C2

- Comprende fácilmente todo lo que oye o lee.
- Se expresa de manera espontánea, fluida y precisa.

Usuarios Independientes

B1

- Entiende las ideas generales de textos claros y en lengua estándar (no académica).
- Se desenvuelve en situaciones que pueden surgir en un viaje que le implique el uso de esa lengua.
- Produce textos claros de temas de interés personal.

B2

- Entiende las ideas principales de textos complejos.
-Se relaciona con fluidez.
- Produce textos claros sobre temas generales.

Usuarios Básicos

A1

- Comprende y utiliza expresiones familiares y cotidianas.
- Puede presentarse ante los demás.
- Contesta preguntas sobre datos personales.
- Se puede comunicar con un interlocutor que hable despacio y con claridad.

A2

- Comprende frases y expresiones de uso frecuente en temas que le son cercanos.
- Sabe comunicarse en situaciones que requieren intercambio de información simple.
- Describe términos sencillos de su origen cultural y entorno.

Inglés y Movilidad

Para realizar estudios de nivel superior en países de habla inglesa, los exámenes más aceptados son el  TOEFL IBT para EEUU o Canadá y el IELTS para Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia. El resultado de estos exámenes tiene validez de dos años, pues se consideran test y no certificaciones.

Cada universidad establece el examen y puntaje que se requiere para su ingreso (hay universidades como Stanford que no piden ningún examen pero evalúan el nivel de idioma en las solicitudes y entrevistas).

En general, el puntaje solicitado por las universidades es el que se ubique en las equivalencias B1 y B2 del MCER.

0 comentarios